www.elhomeopatico.com.ar
Fecha
Noviembre / Diciembre 2017 - Nro 86 -Año XVII
Portadas Anteriores
Buscar

 

Homeopatía Y Migrañas

Muy comúnmente podemos llegar a sentir la cabeza pesada, una sensación pesante, de embotamiento, que nos confunde, que no nos deja en paz.

Otras veces es más concreto el cuadro y la cabeza verdaderamente duele. De una y mil formas posibles: ya sea que se presente de noche, de día, durmiendo, al estar acostados, al caminar, por correr, por pasar hambre, o frío, o por días húmedos, o luego de disgusto, o por discusiones de pareja, o por falta o inminencia de menstruación, o hasta porque estamos ante la inminencia de una luna llena…

Prácticamente no existe posible combinación de síntomas, hasta de los más impensados, que la buena homeopatía unicista o la medicina antroposófica no pueda cubrir.

A tal punto es su consideración que para un médico homeópata existen capítulos enteros de libros especializados que tratan el tema cefaleas, y la totalidad de sus diversas modalidades de aparición y desaparición, de agravamiento y de mejoría.

Nos interesa además considerar, si el dolor queda en el lugar o se va, en qué lugar de la cabeza se da, y que sensación acompaña el cuadro. Algunas de éstas sensaciones posibles, pueden ser: presivo, presionante, pulsante, estallante, cortante, ardiente, brusco, martillante, golpeante… y así cientos de posibles síntomas.

Y no solamente eso. También nos fijamos en cuál es la impresión concomitante en la cabeza: si hay sensación de cabeza pesada, ocupada o congestionada, o vacía, “hueca” como nos la han referido ya algunos pacientes.

Consideramos además cuándo y cómo ha sido el comienzo de los cuadros, si puede precisarse alguna coincidencia con algún hecho de infortunio, o de pena, o de duelo, o de pelea, o de alguna circunstancia vivida con tal tensión que bien puede ser considerada como de “Lo peor que pasó en la vida”

Considerando todo, dolor de cabeza con todas sus modalidades, factores emocionales relacionados, y un perfil de personalidad y de modalidades generales de ser, de todo eso surge un medicamento, único en dosis apropiada y justa como para hacer que del peor dolor de cabeza, pronto se pase a tenerlo más como anécdota que como padecimiento.

No solo hacemos estas consideraciones sino que además debemos tener en cuenta factores clínicos, posibles enfermedades concomitantes o trastornos físicos que puedan motivar y/o agravar el dolor de cabeza.

Son cientos de síntomas y cientos de posibles medicamentos para mejorarlos, para sanarlos.

Es a partir de una adecuada y oportuna homeopatia y/o medicina antroposófica, como puede llegar no solamente llegar a cubrirse toda clase de padecimientos, sino que además descartar alguna posible patología asociada sea ésta grave o no.

En ningún caso, y bajo ningún concepto este, ni ningún artículo, publicado por este autor o por sus editores, pretende suplantar la necesaria e ineludible consulta médica. Consultar a tiempo puede aliviar todo de una vez, y muchas veces no solo eso, sino también evitar cualquier posible complicación, ya sea que lleve implícito un riesgo de vida, o no.

Dr Sergio E Pereira Vitale

Médico homeópata unicista
Medicina antroposófica

Reserva de turnos al 4545 8734
drsergiopvitale@gmail.com
www.unicista.com