www.elhomeopatico.com.ar
Fecha
Noviembre / Diciembre 2017 - Nro 86 -Año XVII
Portadas Anteriores
Buscar

 

Aún No Sé Qué Voy A Hacer…

Llegamos a fin de año, se llevan muchas materias, y se agotó el “después veo”

Aunque parezca mentira, no es desidia sino miedo a la equivocación lo que les dificulta ponerse en contacto con la construcción de un Proyecto de vida a largo plazo.

Algunos padres desesperan, otros se rinden y dicen es su vida, que haga lo que quiera.

Terminaron los tiempos en que quien no estudiaba, tenía que trabajar, al menos en las familias donde los padres pueden seguir manteniéndolos.

El “estudie m’hijo que el lápiz pesa menos que la pala” perdió vigencia.

Como perdió vigencia la palabra de padres y abuelos por obsoleta.

Todas las generaciones descalificamos a las anteriores. De algún modo eso permite el crecimiento y el avance tecnológico, científico, social…Pero siempre tuvimos Maestros a quien seguir. Y también la oportunidad de comprobar lo valioso de lo permanente.

El abdicar de saberes y valores porque todo está en Internet es una falacia que deja a los chicos huérfanos de padres vivos

La potencia de un abrazo es insustituible, como así también tener contra quien confrontar.

Quienes no tenemos grandes destrezas computacionales para ofrecerles, debemos apelar a otras cosas que también necesitan y podemos ofrecer como tiempo, escucha, confianza, compartir experiencia de vida sin imponerla.

Niños y adolescentes necesitan padres empáticos que no es lo mismo que permisivos, pues los límites protegen.

Quien no puede elegir tiene un monto altísimo de ansiedad que se lo impide. Y en vez de hostigar, hay que entender y acompañar para que puedan hacerlo, jamás elegir por ellos.

Tute, genial exponente del humor gráfico, hacía decir a sus personajes “En cuanto sepa lo que tengo ganas de hacer, no dudaré en preguntarme si realmente es lo que quiero” O “Soy médico por vocación de mi padre” O “El que cree en el libre albedrío y en el carácter fortuito de los acontecimientos no conoce a mi mamá”

Como seriedad no es sinónimo de solemnidad, les aseguro que allí, en la riqueza de lo poético y de lo metafórico, están sintetizadas algunas de las cuestiones que obstaculizan la elección.

Y para cerrar utilizo otro de sus chistes, un chico sale muy envalentonado, con espada a combatir a los monstruos de sus pesadillas y como estos no responden a sus desafíos, piensa, “cobardes solo aparecen cuando tengo miedo”

Sin pretender explicarlo, invito a que se animen a desafiar a sus miedos para comprobar que los fantasmas no son nada cuando les quitan la sábana.

Lic. Nora Raba
Psicóloga M.N.4859

Orientadora Vocacional de Escuela del Caminante
Miembro Sociedad Argentina de Terapia Familiar
Docente Universitaria

E-mail: nora_raba@yahoo.com.ar
Tel.: 156 228 4773
Atención en Núñez