Dr. Sergio Rozenholc

Periódico El Homeópatico

Salud

Por que fracasan los tratamientos para adelgazar. Un enfoque homeopático.

Prof. Dr. Eduardo N. Imventarza    
Profesor Titular de Homeopatía Unicista
Ex Profesor Titular de la E.M.H.A. Tomás Paschero
Ex Coordinador del Departamento de Investigaciones de la E.M.H.A. Tomás Paschero
Miembro de la Liga Medicorum Homeopática Internacional
Av. Rivadavia 6351-T1-4to. B (1406) Buenos Aires, Argentina
Tel.: (54-11)4633-4100 / 4632-5171
Mail: imventarza@hotmail.com


La Homeopatía Unicista hace un abordaje diferente sobre la salud y la enfermedad. Considera que el hombre se enferma como totalidad a raíz de una desarmonía interna.

Esta desarmonía se manifiesta por medio de síntomas, tanto a nivel emocional como orgánico, de los cuales la entidad clínica (lo que vulgarmente se conoce como “enfermedad”) es un síntoma más, y no el más importante desde el punto de vista jerárquico.

este es un concepto que representa un aspecto fundamental que lo diferencia netamente de la concepción mecanicista oficial.

En el caso de la Obesidad la explicación es la misma. Para la Homeopatía la Obesidad no es una enfermedad, sino sólo una manifestación más de una desarmonía que abarca al individuo en todos sus planos, emocional, orgánico y de relación con el medio, tanto físico-químico como con otros seres humanos.

¿De qué nos sirve entender esto?. Si uno se remite a observar a los cientos de casos que vienen a la consulta, luego de haber fracasado en numerosas oportunidades en sus intentos para adelgazar y luego mantenerse en el peso adecuado, quizás pueda entenderlo más fácilmente.

Veamos un caso de la vida real, Marcela, 41 años, consulta por un problema de obesidad, que según relata comenzó a los 7 años.

Hizo numerosos tratamientos. A los 14 años en plena crisis adolescente, fue a ver a un médico que le recetó anfetaminas. Este tratamiento al disminuir su apetito le permitió bajar de peso. Pero aparecieron efectos colaterales como dificultad de concentración y gran nerviosismo e insomnio, que la obligaron a suspender la medicación. Un mes mas tarde vuelve a subir de peso hasta llegar al inicial. Recurrió varias veces más a las pastillas como única salida conocida, lo que sumó otros tantos fracasos. Esto colaboró aun más en disminuir su autoestima.

A los 27, luego de la muerte de su madre tiene una crisis emocional que la conduce a exacerbar sus conductas adictivas. Aumentó 17 Kg de peso, hasta que decide recurrir a un médico que se auto titulaba “Homeópata”.

La realidad fue que luego de mirarle el ojo (iris-diagnostico) le hizo una receta magistral, que debió llevar a una Farmacia determinada y que contenía anfetaminas, diuréticos, hormona tiroidea, laxantes, sedantes. Todo en altas dosis. Era uno de los tantos falsos Homeópatas. La paciente se enteró de esto, así como del contenido de su receta, mucho tiempo después.

A los 30 años fue operada de un nódulo tiroideo. A los 34 le extrajeron varias verrugas y a los 40 un fibroma, cada vez le resultaba más difícil bajar de peso. Ahora ya no tiene ni “voluntad”de hacer una dieta.

Actualmente se agregó un problema de hipertensión arterial.

Vamos a analizar la Historia de Marcela desde una óptica Homeopática: en primer lugar, la modalidad de la desarmonía en Homeopatía se denomina Miasma.

Los miasmas son las tendencias de cada ser humano a enfermarse de un modo determinado, actuando sobre las características hereditarias y haciendo que se pongan de manifiesto.

Así por ejemplo, en el caso de Marcela el miasma en actividad se denomina Sycosis que se revela por una tendencia al crecimiento o hipertrofia, que se manifiesta a nivel físico en la obesidad, el nódulo tiroideo, las verrugas, el fibroma y la hipertensión arterial.

Pero el desequilibrio no sólo se revela en lo orgánico, sino en todos los planos, ya que la persona constituye una unidad y cuando está desarmonizada por acción de un miasma aparecen síntomas a nivel físico, psicológico, en los deseos alimenticios, etc.

Si Marcela hubiese sido tratada homeopáticamente desde pequeña, con su medicamento (Simillimum), no sólo hubiera controlado su problema de obesidad, sino que además se hubiese evitado el nódulo tiroideo, las verrugas, el fibroma, su obesidad exagerada, su autoritarismo, su egoísmo, etc.

Las distintas “supresiones”(eliminación del síntoma sin modificar la causa que lo genera), por Ej.: extraer nódulo o fibroma, bajar de peso abruptamente, sin corregir tendencias, ni las compulsiones, etc.) lo único que lograron fue aumentar cada vez más la desarmonía, porque la manifestación orgánica no es más que un intento del organismo por “compensar”el desequilibrio interno.

Por lo tanto, lo que se estaba manifestando en ese lugar pasa a expresarse por otro más profundo, porque lo que generó el síntoma, que es el miasma, sigue existiendo dentro del organismo y la amputación lo único que logra es aumentar la fuerza de ese enemigo invisible.

Se le realizo una Historia Clínica tomando en cuenta todos los aspectos que la concernían como persona, incluyendo lo emocional, su relación con el medio, no solo desde el punto de vista social, sino también con el clima, la transpiración, la manera de dormir, los deseos y aversiones alimenticias

Para que la medicación la ayude, el remedio elegido la debe abarcar como totalidad, física, emocional y espiritual

Gracias a su Simillimum (remedio curativo), Marcela logró un equilibrio que le permitió sentir una paz interior que hacia años no experimentaba, pudo expresar el afecto, ya no le preocupa la limpieza de un modo obsesivo ni la posición social como antes.

Respecto de su obesidad, como a través del tratamiento se produjo una apertura, pudo expresar su necesidad de pedir y recibir ayuda.

El tratamiento Homeopático fue complementado con la concurrencia a un grupo de ayuda de pacientes que le permitió sostener los cambios de sus hábitos, con un plan alimenticio, y actividad física

Todo esto determinó una estabilidad en su peso posible como nunca había conseguido.

El hombre deber ser tratado de una manera integral. La Homeopatía Unicista Hahnemanniana hace esta propuesta, con lo cual no sólo se consigue evitar enfermedades, sino fundamentalmente se evita una historia de sufrimientos innecesarios.